Medio Ambiente

Protección de ventanas para reducir la factura de la luz

En los últimos días mucho se ha hablado sobre la política energética y las decisiones que las principales empresas eléctricas y los diferentes gobiernos de Europa van tomando a la hora de gestionar el aumento de la demanda en todo el continente.

Como usuarios, muchas veces sentimos que no podemos hacer nada para evitar las subidas de la factura de la energía, sintiéndonos impotentes y debiendo valorar acciones encaminadas a reducir consumos.

Una de las acciones fundamentales a realizar cuando se pretende tener un hogar lo más eficiente posible es la protección de las ventanas, siendo estas el principal hueco de la vivienda por el que huye el calor en invierno y el frescor en verano.

En un momento en el que el concepto de vivienda pasiva empieza a popularizarse, ya todo el mundo parece entender que la reducción al mínimo de los puentes térmicos puede favorecer, dependiendo de multitud de factores, al ahorro de hasta un 90% de la energía.

Y aunque la realidad está muy lejos de esa cifra solo atribuible a una arquitectura desarrollada desde los cimientos con una filosofía passivhaus, lo cierto es que según la Organización de Consumidores y Usuarios de España, entre un 25 y un 30% del gasto energético en climatización y calefacción se podría evitar con una correcta protección de las ventanas.

 

De este modo, y conociendo que el coste medio de la luz en una familia española de cuatro miembros es de 840 euros anuales, el ahorro instalando unas persianas y estores Saxun se estipularía en 252 euros, pasando a pagarse la cantidad aproximada de 588 euros al conseguir que las ventanas tengan una transmisión térmica de 1W/m².

Esta cantidad puede ser todavía menor si además de persianas y estores se instalan sistemas de aislamiento térmico en la fachada que eviten la incidencia del sol directamente sobre la fachada, como pueden ser las lamas de celosía o los toldos de Saxun.

Sistemas pensados para mejorar la vida de los usuarios y ganar en comodidad al tiempo que se consigue rebajar la tan temida factura de la luz.