La lama fija V-200 fabricada en aluminio extrusionado es un elemento perfecto para revestir fachadas y conseguir una correcta ventilación así como una óptima entrada de luz. En este caso, la instalación ha sido realizada directamente a muro sobre tubo de 65×65 mm mecanizado y con el sistema de fijación a brida, que facilita la colocación de la lama en el soporte.